Nos necesitan

Miles de niños en India viven olvidados, abandonados y maltratados, ante la indiferencia del resto del mundo.

¡Ayúdanos a ayudarles!

Quienes Somos

El día 24 de Mayo de 2014 nuestra organización decidió adherirse y formar parte de la red internacional de centros de acogida y asistencia a la infancia necesitada de todo el mundo, que trabaja con el nombre VIS FOUNDATION ONLUS  (www.visfoundation.org). Las dos organizaciones mantienen su autonomía jurídica y administrativa.

El objetivo de esta adhesión es la de conseguir mayor capacidad de acción a nivel estratégico, promocional y de optimización de recursos. V.I.D.A se convierte así en el brazo operativo de la VIS Foundation en la India, siguiendo adelante con todos los proyectos asumidos, financiados y desarrollados hasta hoy.

Juntos por un mundo más justo, por un mundo mejor.

VIDA es una organización no gubernamental (ONG) y sin ánimo de lucro creada por ciudadanos privados e independiente de los gobiernos y de sus políticas, que no persigue fines de lucro y que, inspirándose en los ideales de la solidaridad cristiana, pretende trabajar a título privado y directo en la cooperación al desarrollo, para dar una contribución concreta y significativa a la solución de los problemas del ‘sur del mundo’ y de los países en estado de necesidad, favoreciendo su progreso humano, económico, social y cultural, con acciones centradas en el ámbito de la salud, la alimentación, la educación y las infraestructuras.
“VIDA”, no disponiendo de fuentes de financiación institucionales y siendo por estatutos sin fines de lucro, en mérito de la filosofía humanitaria y social que la anima, realiza su actividad gracias a las cuotas ofrecidas por los socios, las financiaciones externas (donativos, recogidas de fondos…) y a la aportación de trabajo voluntario, gratuito o semigratuito, ofrecido por miembros y simpatizantes.


Nuestros objetivos

  • Cooperar con el desarrollo de los países más pobres y menos industrializados del mundo;
  • Financiar proyectos multisectoriales en los países en vías de desarrollo, principalemente en favor de la infancia abandonada y de los menores en situaciones de riesgo;
  • Desarrollar actividades de estudio, investigación, información, sensibilización y educación sobre los problemas relacionados con el desarrollo;
  • Organizar y dirigir cursos de formación, selección y empleo de personal voluntario para enviar a países en vías de desarrollo o en estado de necesidad, y para personas naturales de estos países;
  • Organizar y gestionar, ya sea autónomamente o en colaboración con otras Entidades Públicas o Privadas, acciones específicas de promoción y desarrollo humano, social, económico y cultural en áreas subdesarrolladas.
  • Tutelar los derechos fundamentales de la infancia y de los menores en el mundo, como expresa la Convención sobre los Derechos de la Infancia de la ONU, mejorando sus condiciones de vida, no sólo en las necesidades fundamentales como el alimento o la asistencia sanitaria, sino también en lo relativo a su formación académica y su crecimiento en ambientes adecuados;
  • Organizar y promover iniciativas de adopción moral a distancia;
  • Promover el conocimiento en todo el mundo de las culturas y los problemas de los países en vías de desarrollo y sensibilizar a la opinión pública sobre estas temáticas, también a través de la promoción y realización de actividades destinadas a la recogida de fondos;
  • Promover la participación en sus proyectos de un gran número de personas, a través de la constitución de grupos locales, según las diferentes modalidades establecidas en los Estatutos;
  • Realizar cualquier otra actividad o cualquier operación útil que contribuya a conseguir las finalidades expresadas en los Estatutos, con la prohibición expresa de desarrollar actividades diferentes a las citadas si no están directamente relacionadas.

Nuestra historia

Con-i-beneficiari-del-progetto-We-Care-CenterVIDA es una organización nacida a raíz de una Misión Humanitaria que un grupo de jóvenes universitarios, encabezados por un sacerdote católico, realizó en India en el verano de 2010. Durante su viaje, atravesando calles abarrotadas de gente, sucias y malolientes en Calcuta, una de las ciudades más pobres del mundo, estos jóvenes vivieron una experiencia que marcó su vida de forma indeleble. Mientras ayudaban como voluntarios en centros de Kaligat, Nabo Jibon y Daya Dan, fundados por Madre Teresa y gestionados por las Hermanas Misioneras de la Caridad o de los Hermanos Misioneros de la Caridad, y también en Kabardanga (en la periferia de Calcuta), un gigantesco orfanato, asistieron a moribundos, curaron enfermos y acompañaron a huérfanos y discapacitados, siempre rodeados de una situación de abandono social indescriptible, condiciones de vida inhumanas, donde a menudo no es posible ni tan siquiera satisfacer las necesidades fundamentales de alimentación y asistencia sanitaria.

Estos jóvenes han entrado en contacto con una realidad que les ha impresionado, pero a pesar de ello, en los rostros de los enfermos y niños huérfanos y hambrientos, de pobres y vagabundos, han encontrado una sonrisa misteriosa que desvelaba unas enormes ganas de vivir y seguir hacia delante. Estos jóvenes han descubierto que para ayudar de verdad a aquellas personas, antes de nada, debían transmitirles esperanza y optimismo. Su misión no se quedó allí; de hecho, inspirados en los valores cristianos, decidieron constituirse como asociación el 8 de Diciembre de 2010, de forma que pudieran ofrecer su ayuda de forma más eficaz y segura. A esta asociación la han llamado ‘Volunteers for International Development Associated’ (VIDA), que significa ‘Voluntarios Asociados por el Desarrollo Internacional’, para subrayar su deseo de juntar a personas de diferentes países que, compartiendo los mismos ideales, persigan un único objetivo: ayudar, con medios materiales y no materiales, a las personas más “pobres” del mundo.